lunes, 24 de octubre de 2011

Hermannstad, la gran Sibiu

Plano de Sibiu en 1650

Imágenes de Piata Mare (Plaza Grande)

Se dio a conocer al resto del mundo en 2007 cuando fue Capital Europea de la Cultura. Sibiu (Hermannstad en alemán o Nagyszeben en húngaro) se vistió de gala para entonces, cuidando todos los detalles y finalmente enamoró a quienes pusieron los pies en ella.


Se presenta como una de las ciudades más interesantes de Rumanía, rompiendo con su estética y haciéndote dudar: ¿estoy en Rumanía o en Alemania?. Sibiu representa fielmente lo que es una ciudad de estética alemana, aunque de corte medieval. Durante mucho tiempo estuvo bajo el Imperio Autro-Húngaro, de ahí otras de las cosas curiosas que uno observa en esta zona de Transylvania los nombres de las ciudades estén tanto en rumano como en alemán. Tras la caída del imperio al finalizar la Primera Guerra Mundial quedaron muchos alemanes en Sibiu y en la zona que abrazaba el imperio autrohúngaro, muchos de los alemanes regresaron pero actualmente aún quedan cerca de dos mil personas de descendencia alemana en Sibiu (siendo uno de ellos el actual alcalde de Sibiu).

Fortaleza medieval de la ciudad

Hermannstad fue el centro cultural de Transylvania, mientras que Kronstadt (Brasov) sería el centro político durante el siglo XIX.
Yo estuve en ella dos veces, la primera a inicios de abril cuando la cuadrilla segoviana vino a visitarme a Bucarest. Transylvania cuenta con muchas de las ciudades más turísticas de Rumanía (Brasov, Sighisoara, Cluj-Napoca, Targu Mures, Sibiu, etc.) por durante unos días por la zona puedes ver cosas realmente increíbles, mágicas. Sibiu, sin duda, es una de ellas.
No tuvimos suerte con el tiempo y la primera imagen fue de una ciudad impresionante, bien cuidada, pero de una ciudad sin vida, vacía. Lógicamente con el tiempo que hacía no invitaba mucho a salir de casa. Al día siguiente tampoco el tiempo nos dio tregua pero sí que había turistas y poco más. Tuve que esperar a la siguiente visita, con mis padres y a finales de mayo, para poder verla viva, llena de gente.
Bulevardul Nicolae Balcescu

La ciudad acoge monumentos y espacios de especial interés turístico, como:

Piata Mare y Mica (Plaza Grande y Pequeña) con todos sus edificios de estética alemana o centroeuropea, como quieras llamarlo, las torres de iglesias terminadas en bulbo (típicas de la arquitectura del imperio austrohúngaro). A Piata Mica da Turnul Scarilor (La Torre de la Escalera), el edificio más antiguo de Sibiu, del siglo XIII.

Entre estas dos plazas está la iglesia de los Jesuitas, de 1733. Como comprenderás, hay un mosáico de creencias en toda Rumanía dado el paso por ella de diversas culturas.

Imágenes de Piata Mica (Plaza Pequeña)

Catedrales ortodoza y evangélica

El Museo Brukenthal en el Palacio Brukenthal de estilo barroco donde se acogen obras de Boticelli, Van Dyck, Tiziano, Rubens, etc.;

El Museo de Farmacia es una antigua botica del siglo XVII, los diversos puentes (siendo el más famoso el "Podul Minciunilor" o Puente de los Mentirosos que divide Piata Mica, es el primero que realizado en hierro forjado en Rumanía -1859-), las catedrales evangélica y ortodoxa, iglesias, etc.
Puente de los Mentirosos

Fachadas de colores en Sibiu frente a Plaza Huet, donde está la catedral evangélica

Y no olvidemos los "ojos" de Sibiu, ventanas ovaladas que se abren al exterior y que es uno de los elementos decorativos más curiosos de la arquitectura de Sibiu y extendida al resto de Rumanía.


En el 2008 tomaron el relevo como Capitales culturales europeas las ciudades de Liverpool y Stavanger, pero eso ya es otra historia...


La cuadrilla en el albergue de Sibiu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada