lunes, 20 de agosto de 2012

Sarmale

La cocina rumana no puede concebirse sin el "sarmale". Es uno de sus platos estrella.

Se conoce una gran variedad de recetas de sarmale (en hojas de col agria, de col dulce, fresca,de viña, de espinaca, incluso de tila), pero se elabora utilizando hoja de col o de parra. El relleno también tiene una gran variedad de posibilidades, según la zona de Rumanía donde se prepare. Cada zona con su tipo de sarmale. Se puede hacer de carne de cerdo, de vacuno, pero también de carne de cordero o de pato, y para los vegetarianos se preparan con setas en lugar de carne.


El sabor especial y la fama se debe también al recipiente donde se cuecen tradicionalmente: olla de barro esmaltado y al horno. Las mejores sarmale son las que se elaboran con carne picada cortada con un hacha de cocina, con lo que se consigue que la carne quede a trozos más grandes. Habitualmente, las sarmale se cuecen un día antes de servirse para que se mezclen bien todos los sabores. A la hora de servirse se acompaña con "mămăligă" (polenta en rumano) y "smântâna" (nata agria muy cremosa).

Es un plato fuerte, ideal para épocas menos calurosas y, preferiblemente, frías. En las fiestas de Navidad es uno de los platos más típicos aunque siempre podrás encontrar un lugar en rumanía donde poder comerlo.

Poftă bună! (¡Que aproveche!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada