lunes, 30 de septiembre de 2013

Roşia Montană

Roşia Montană (siendo Verespatak en húngaro o en alemán Goldbach) es una localidad minera de los Montes Apuseni, situada en el distrito de Alba en Transilvania, al suroeste de Cluj-Napoca. 


Este pequeño enclave es conocido por conservar un conjunto de ruinas romanas (Alburnus Maior como se conocía desde el año 131 d.C.), buenos ejemplos de arquitectura barroca del siglo XVIII y un Museo de la Minería. Y es que en las tripas de Roşia Montană se halla uno de los yacimientos de oro más importantes de Europa.



Pero Roşia Montană se ha hecho el centro de la opinión pública rumana por otro motivo. Desde el 1 de septiembre, varios núcleos importantes como Bucarest, Cluj-Napoca, Brașov, Alba Iulia, Iași, Craiova, Timișoara, Sibiu, Târgu Mureș, Suceava, Buzău, Constanța o Câmpeni están recogiendo cada día centenares de protestas. ¿Qué sucede en Rumanía, qué ocurre con Roşia Montană? 

El pasado 27 de agosto, el Gobierno rumano aprobó una ley por la cual la empresa Roşia Montană Gold Corporation (en manos de la compañía Gabriel Resources) tiene el permiso para la extracción del oro en este punto, en el cual se abrirán cuatro grandes explotaciones a cielo abierto. El Gobierno posee en esta empresa el 20 % de las participaciones. 

Salva/Defiende Roşia Montană. Logo de las protestas. 

Desde el día 1 de septiembre empezaron las primeras movilizaciones en diversas ciudades rumanas, que día a día empezaron a crecer en número de personas. Desde entonces, cada día, no han cesado las protestas ni las manifestaciones. Además, este proyecto implicaría, además de la aniquilación de unas montañas de gran valor, el desplazamiento de más de 2000 personas, el desmantelamiento de tres aldeas, y pondría en peligro un patrimonio histórico-cultural que supone un ejemplo único a nivel mundial de galerías mineras de época romana. Gold Corporation pretende extraer 300 toneladas de oro y casi 1.600 de plata en 17 años pero para ello emplearía 12.000 toneladas de cianuro por año y se producirían 13 millones de toneladas anuales de residuos. La empresa ha desplegado su proyecto para ser consultado. 

Manifestación en Bucarest

Aunque el malestar comenzó por esta causa ambiental, ha ido creciendo debido a la actitud nada dialogante del Gobierno (y al apagón informativo). Primero se unieron los opositores al fracking y, en cuestión de un mes, el movimiento ha pasado a cuestionar el modelo de desarrollo económico, la forma de legislar y la democracia en sí misma. En él confluyen estudiantes, trabajadoras, ecologistas, feministas, anarquistas, conservadoras, etc.,es decir todas aquellas personas que rechazan una democracia en la que no existe una real participación de la ciudadanía.

Ejemplo de mina abierta en Roșia Poieni

Cortometraje del director Florin Cofar. 
En él se observa el desastre sobre el pueblo rumano de Geamana, 
víctima de la mina a cielo abierto de Roșia Poieni,
que quedó sepultado tras el escape de cobre.

El Gobierno habilita de un plumazo lo que la corporación no pudo conseguir en 14 años de gestiones, y pese a que la operación ha sido desaconsejada por el organismo científico más importante del país, la Academia Rumana de Ciencias, que pidió su retirada porque los costes ambientales y sociales superarían los beneficios económicos. Sobre el proyecto pesa, además, el fantasma del desastre ocurrido en la mina de oro de Baia Mare, también en Rumanía, una catástrofe ambiental sin precedentes en Europa que afectó gravemente a los ríos Titza y Danubio y dejó temporalmente sin suministro de agua potable a dos millones y medio de personas.





¿Pero, es el único ejemplo en donde se usaría cianuro en este tipo de actividades mineras en Rumanía? Existe otro yacimiento, el de Certeju de Sus, en la provincia de Huneadoara (encabezada por la empresa European Goldfields y  con la colaboracion de mil millones de euros del  emirato de Qatar), en donde se ha dado luz verde al comienzo de las extracciones. 

Por otro lado, la población y los mineros de la región de Alba se ven en una situación bastante delicada, de un nivel alto de pobreza y que esperaban este proyecto como una salida a sus problemas y de un posible progreso en la zona. Pero ¿se debe permitir un proyecto así a cualquier precio? Quizás las protestas vayan bien encaminadas pero tampoco dejemos de lado y luchemos por el presente y futuro de estos trabajadores también. 

Una de las protestas se centró en rodear todo el Palacio del Parlamento rumano.

Fuentes:

-Mediafax Zoom (Imágenes recogidas desde el inicio de las protestas en diversas ciudades rumanas, de la cual he tomado algunas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada