domingo, 16 de marzo de 2014

Mercado de Obor / Hala Obor

Tómalo como prefieras o necesites, tanto si tienes el frigorífico vacío como para visitar algo auténtico en la ciudad. Si pasas más de cuatro días en Bucarest, o si decides irte a vivir allí, este lugar merece una visita, o varias. En la zona de Obor se encuentra uno de los mejores mercados en cuanto a productos naturales de la ciudad. Aprovecha un día soleado porque así podrás descubrir una gran zona de la ciudad. No hablamos de un mercado normal, hablamos de uno de los mercados que fueron más grandes de Europa del Este. 
                              
Vista general de Obor. Abajo a la izquierda el mercado.

Para localizar bien el mercado

Otra vista de pájaro. Fantástica.

Esta entrada hoy va con dedicatoria. Lleva poquitos días en Bucarest probando suerte (sí, en Bucarest) y está siendo mis ojos en lo que es/fue mi segunda casa. De él son las siguientes fotos, para que veáis lo que no deberíais perderos si vuestros pasos os llevan a Rumanía. No diré que no me muero de la envidia cuando a cada día me habla de los lugares que pisa, pero estoy muy orgulloso de él que hace historia en uno de los lugares más mágicos del mundo y que su presencia hace un poquito mejor la ciudad.





Como dije, es una de las mejores alternativas a los supermercados que se han impuesto en lo cotidiano. Mantiene la esencia de lo que es un mercado tradicional, que apuesta por lo biológico, lo natural en su mayoría. Con productos de primera calidad y mucho más económicos, es por eso por lo que encontrarás en sus pasillos y alrededores será gente humilde, que le gusta comer bien, etc., es decir, "gente de toda la vida". Olor a tierra, a de donde fueron traídos sus legumbres y verduras; a humildad, todo lleno de colorido, alegría y naturalidad. 

Y después de ir de compras, dedícate a pasear y relajarte por el Parque de Obor, justo enfrente del mercado. Toda una delicia comer algo en uno de los puestos que hay al exterior, descansar en uno de los bancos, etc. Una de las cosas que mas me gustaron era ver a personas jugar al ajedrez en los diversos tableros/mesas que podrías encontrarte en muchos de los parques de Bucarest. Era un fenómeno la pasión con la que se juega en la calle a estos juegos. Auténtico. 

Pero tiremos un poco de Internet. Me encanta profundizar en las historias, en la Historia, de los lugares y cómo no "Hala Obor" nos tiene alguna que otra historia que contar. 

Hala Obor en 1953

Y no hablamos de un mercado común ya que de acuerdo con la lista de los monumentos históricos de Bucarest en 1992, en la categoría de monumento arquitectónico -Grupo A- monumentos históricos de valor nacional, en la posición nº. 129 está incluido "Hala Obor". El primer documento que nos habla de este lugar se remonta al siglo XVIII en el Monasterio Stelea con el nombre de "Târgul din Afară" (La Feria de Fuera/a las Afueras). Durante los siglos XVII y XVIII en "Piata Obor" (Plaza Obor) se llevaron a cabo ejecuciones por horca pero en el año 1823, el príncipe Grigore Ghica (propietario de este terreno, Colentina) prohibió las ejecuciones públicas en días de mercado. 

Con el tiempo el área que es hoy en día el mercado Obor ha cambiado de nombre varias veces :
- Antes del siglo XIX : "Câmpul Moşilor" y "Piaţa Targului de Afarăfinca";
- En el siglo XIX : "Câmpul Moşilor", "Oborul sau Oborul Targului de Afară";
- En el siglo XX : "Târgul Moşilor", "Oborul", "Piaţa Obor".

Posteriormente, el príncipe Grigore Ghicarealizó una serie de intervenciones dirigidas a mantener el desarrollo noreste de la ciudad. El nombre de "Târgul din Afară" se vuelve impropio y se reemplaza con el nombre "Obor / Oborului Feria / Mercado Obor" que se utiliza continuamente para el mercado comercial y "Mosilor" se utilizará ocasionalmente en mayo. En agosto de 1865, el Consejo Municipal determina que el terreno no es edificable de modo que no puede ser ocupado por edificios.

Obor antiguo 
Obor actual 

En las primeras décadas del siglo XX, destaca el desarrollo de la ciudad en la dirección de convertirse en un mercado de la ciudad. "Piata Obor" se decretó como plaza principal de la ciudad. Aquí se movió y  el Mercado Bibescu se disuelve. Se completa con la construcción de bloques y tiendas. La tierra era parte de la propiedad real por la ciudad. Los gobernantes Matei Basarab, Serban Cantacuzino y Grigore III Ghica dieron la posesión del monasterio Plumbuita y sus terratenientes. Entre 1886-1890 la ciudad adquiere la expropiación de "Târgului Moşilor"  para el interés público.

Un abrazo de oso, Víctor. Un brindis a tu salud y tus metas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada